lunes, 29 de marzo de 2010

Una Ronda de miedo, la #22. 'Espantos tempranos'


Un mes más, llega la Ronda cervecera bloguera que en esta ocasión ha sido sugerida por Max, el filósofo cervecero, con el inquietante nombre de 'Espantos Tempranos' y que busca responder a la siguiente cuestión:

"Cuál fue la cerveza o tipo de cerveza que, al probarla por primera vez, no les gustó para nada? Cuál fue su reacción en aquella oportunidad? Y cuánto tiempo tardaron en animarse a probarla y en qué circunstancias?".

Bueno, soy uno de los últimos en contestar la Ronda de este mes y leyendo las respuestas de varios de los compañeros he encontrado muchas similtudes. A saber: Soy de aquellos que aborrecieron el primer trago de Guinness, me sabía a café, regaliz y no sé cuantas cosas más. Más que beber una cerveza tuve la sensación de estar masticando un líquido. Estuve años y años sin repetir y sin probar ninguna otra Stout. Ni siquiera grandes amigos, consumidores del denominado 'Oro negro' consiguieron hacerme cambiar de opinión..... hasta que viajamos a Irlanda... Allí.... transcurridos almenos 12 años de mi primer contacto con la Guinness, volví a probarla y ya no la encontré tan horrenda, de hecho, muchos días repetí, aunque en mi dieta cervecera predominaron las Lager... regresé a España y... ninguna Guinness más hasta que 4 años después... repetí viaje... Con lo cual podría decirse que para mí, la marca de St James's Gate es una birra de temporada... de cada temporada que paso en el país que la vio nacer.... Algo parecido me ocurre con las Weiss Bier, me cuesta digerir las alemanas y peor me sucede con sus 'homónimas' belgas como Hoegaarden, que me pareció aborrecible y nunca más la he vuelto a pedir. Con las germánicas en cambio sí he hecho alguna concesión y de mucho en mucho suelo probar alguna... Por último, llega a mi memoria una marca artesana valenciana, de la Vall d'Albaida que se llegó a producir con el nombre de 'Natursan' y que llegó a mis manos antes de que llegara a los mercados... mi primera impresión fue que se trataba de algo imbebible, pues le faltaba elaboración y quizás la premura por comercializar un tipo de producto novedoso en la época (hace 6 años) llevó a sus fabricantes a precipitarse. Sin embargo no pude darles una segunda oportunidad pues de hecho nunca más se supo de la marca... espero que si han seguido vinculados (los productores) al mundo espumoso hayan sabido corregir sus errores. Salud a todos!!!

4 comentarios:

  1. sensacional la guinness, mirate mi ronda juas juas juas no puedo estar mas de acuerdo!!
    aceite de motor!!

    ResponderEliminar